Ventajas de los alimentos ecológicos

VENTAJAS DE LOS ALIMENTOS ECOLÓGICOS

Palmira Pozuelo                               Grupo de Consumo Escorial

AGRICULTURA CONVENCIONAL

La agricultura ecológica  puede ser definida como un método de producción que procura llegar a sistemas ecológicamente equilibrados y estables. Deben ser económicamente productivos y eficientes en la utilización de los recursos naturales. Los alimentos deben ser saludables, de alto valor nutritivo y libres de residuos tóxicos.

A pesar de todo lo anterior, la definición que la norma básica de la agricultura ecológica, Reglamento (CEE) nº 2092/91 del Consejo de 24 de junio de 1991 sobre la producción ecológica y su indicación en los productos agrarios y alimenticios, se refiere exclusivamente a la no utilización de productos químicos de síntesis y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (2005) la define como un compendio de técnicas agrarias que excluye normalmente el uso, en la agricultura y ganadería de productos químicos de síntesis cono fertilizantes, plaguicidas, antibióticos, etc., ni utilizar organismos geneticamente modificados, con el objetivo de preservar el medio ambiente, mantener o aumentar la fertilidad del suelo y proporcionar alimentos con todas sus propiedades naturales

1.-Alimentos ecológicos y  Respeto al medio ambiente

1a.- En su producción se requiere menos energía

1b.- Se producen sin productos químicos que contaminan el suelo y el ambiente

1c.- Mantienen sanos el agua, el subsuelo y los acuíferos, no dañando a otras especies de vegetales y animales silvestres y al hombre.

Hay que tener en cuenta que la superficie que un agricultor ecológico emplea, sobre todo en cultivo de hortalizas, es menor que la de la agricultura convencional (A.C.). Las labores de cultivo se pueden hacer con maquinaria menos pesada. La tierra se trabaja sin profundizar y la potencia que se necesita es menor. En algunos casos los agricultores utilizan tracción animal (olivares con mucha pendiente, viñedo y hortalizas).

El impacto sobre el suelo de cultivo es mínimo por el tipo de labores que se realizan. Se utilizan instrumentos que profundizan poco en la tierra y que no voltean los horizontes del suelo. De esta forma, se conservan y mejoran las propiedades físicas, químicas y biológicas de la tierra.

Las ventajas ambientales de la agricultura ecológica se pueden enumerar por contraposición al impacto ambiental que ejerce la agricultura convencional sobre el medio ambiente. En los agrosistemas ecológicos no se potencia sólo la productividad sino también la obtención de un equilibrio ecológico. Este equilibrio favorece una estabilidad que reduce los gastos externos.

La rápida industrialización de las últimas décadas ha generado problemas indirectos, de los que actualmente sólo vemos una parte mínima. Por ejemplo:

– Contaminación de los suelos, aguas superficiales y acuíferos.

– Contaminación de los seres vivos.

– Pérdida de biodiversidad.

– Erosión y desertificación. Cambios de usos y transformaciones agrarias.

– Perturbación del ciclo hídrico. Cambios climáticos a nivel regional.

Ante a este tipo de problemas, la mejor defensa es la complejidad frente a la simplicidad y los ciclos de energía cerrados frente a los abiertos. Por eso, los agro-sistemas ecológicos son la mejor defensa frente a los nuevos problemas ambientales, llegando a ser una herramienta útil para la recuperación del paisaje, como manifestación del ecosistema subyacente, y como solución alternativa en las tierras de cultivo abandonadas.

Por otra parte, se deben revisar continuamente los productos autorizados en la agricultura ecológica, sobre todo si se sospecha o no está suficientemente acreditada su inocuidad.

Es necesario exigir a la administración campañas de información y concienciación, encaminadas a fomentar cambios de hábito en el consumo por parte de la población, y que estos cambios se produzcan en los propios organismos oficiales.

2.- Alimentos ecológicos y salud de los agricultores

Trabajadores agrícolas que aplican fumigaciones con pesticidas, sufren diversas patologías relacionadas con estos compuestos: dolores, picores, alergias en la  piel, asma,  dolores cabeza, cansancio, fatiga, fibromialgia y leucemia. Ver el mapa de incidencia de cáncer en España por provincias, como aumenta en lugares de agricultura convencional debido a los tóxicos, abonos y pesticidas.

Como alternativa en agricultura ecológica: El enfoque preventivo con el que se trata a los fitófagos (comedores de plantas) supone disminuir el consumo de fitosanitarios autorizados. La investigación de ciertas empresas y la observación de los agricultores nos facilitan herramientas muy útiles: la suelta de insectos auxiliares en el cultivo y la utilización de micorrizas, sin necesidad de contaminantes. También se emplea la asociación de especies para evitar la presencia de ciertos fitófagos.

Se evita en su totalidad el consumo de fitosanitarios de síntesis química ya que

no se permite su aplicación. Es muy importante tener en cuenta que las técnicas agronómicas tienen una repercusión directa en lo saludable que puede llegar a ser el alimento; por su composición nutricional (valor nutricional), por su vitalidad y por la ausencia de contaminantes. Cuanto más se respetan los ciclos naturales de desarrollo de la planta de cultivo, más vital y nutritivo resultará el alimento.

Esto es resultado de no cultivar bajo plástico en invernaderos y microtúneles y si al aire libre, adaptar el cultivo a las condiciones climatológicas de la zona, sembrar directamente en la tierra y no utilizar plantel germinado de manera forzada en cámaras de germinación, no utilizar agroquímicos de síntesis (ni fertilizantes ni fitosanitarios).

3.- Alimentos ecológicos y salud de los consumidores

3a. los alimentos ecológicos están libres de residuos tóxicos

Pesticidas y herbicidas: persistentes (aún aparece DDT, pesticida prohibido desde 1972, en placentas y cordones umbilicales de recién nacidos). Pero se siguen utilizando otros pesticidas peligrosos para la salud humana. Como se pone de manifiesto en la película “nuestros hijos nos acusarán”. Sustancias que afectan a los adultos pero especialmente a los niños y al feto en desarrollo como así lo ha expuesto el Dr.  Nicolás Olea

El científico catedrático el Dr. Nicolás Olea, de la Universidad de Granada, analizó 150 placentas en el sur de España donde la concentración de invernaderos es importante. ¡Encontró ocho tipos de pesticidas! El más frecuente era el p-p-DDE, metabolito del DDT, organoclorado prohibido. Como lo subraya el Dr. Olea, los organoclorados están asociados a malformaciones y trastornos genitales como la hipospadias y la criptorquidia. También podemos citar los piretroides utilizados como insecticidas que afectan tanto el cerebro como la capacidad reproductiva humana. Como sabemos la revista The Lancet publicó que la exposición fetal a productos químicos causa daños en el desarrollo del cerebro y daños neurológicos permanentes y retraso mental“.

Están libres de antibióticos: en la carne no ecológica hay restos de antibióticos dados junto con el pienso a los animales durante todos los días de su vida y no sólo cuando están enfermos, esto se hace para evitar que enfermen (lo que suele ocurrir por estar inmunodeprimidos por la forma antinatural de su crianza, acinados, sin luz, etc), y que pierdan peso. El uso de antibióticos en animales (los mismos usados en humanos) es la causa mayor de aparición de resistencias en antibióticos, es decir bacterias resistentes a antibióticos que antes si eran eficaces.

Están libres de fertilizantes sintéticos como los nitratos que se acumulan peligrosamente en algunas verduras como acelgas y espinacas o vegetales para ensalada, estas dan lugar en el interior del organismo al combinarse con aminas orgánicas a las nitrosaminas cancerígenas.

Están libres de hormonas: con las que se trata al ganado para acelerar sus ciclos reproductivos y para aumentar de peso. Estas hormonas en el interior del organismo producen diferentes patologías, entre ellas cáncer y alteración de las funciones hormonales. Actualmente los jóvenes tienen un esperma la mitad de fértil que sus abuelos, por estar expuestos a productos químicos que no existían tiempo atrás. Esto contribuye a poner en peligro la propia supervivencia de la especie al dificultar y disminuir la capacidad reproductiva (Disruptores endocrinos, libro: primavera silenciosa y nuestro futuro robado)

Libres de transgénicos:

Los alimentos de origen animal no ecológicos son mucho más dañinos para el organismo que los alimentos vegetales, ya que se alimentan de piensos no ecológicos producidos con pesticidas y en su mayoría transgénicos, además de esto acumulan antibióticos y hormonas que no se dan en vegetales. Contra más grande es el animal más tóxicos acumula.

Recomendación en el consumo de carne: origen ecológica y menos de un 10% del aporte de la dieta diaria. Las proteínas se pueden obtener de otras fuentes más saludables y que dejen menos residuos en el organismo como las legumbres

 

¿Qué son los Disruptores endocrinos?

Son productos químicos ambientales que afectan al sistema endocrino humano y de los animales. Los disruptores endocrinos interfieren en el funcionamiento del sistema hormonal mediante uno de tres mecanismos: suplantando a las hormonas naturales, bloqueando su acción o aumentando o disminuyendo sus niveles. Las sustancias químicas disruptoras endocrinas no son venenos clásicos ni carcinógenos típicos. En los niveles que se encuentran normalmente

en el entorno, las sustancias químicas disruptoras hormonales no matan células ni atacan el ADN, su objetivo son las hormonas. Las sustancias químicas sintéticas hormonalmente activas son interfieren con la información

biológica que dañando las comunicaciones vitales. Los disrupotores endocrinos atracan a los mensajeros o los suplantan, cambian de lugar las señales, revuelven los mensajes y siembran desinformación. Debido a que los mensajes hormonales organizan muchos aspectos decisivos del desarrollo, desde la diferenciación sexual hasta la organización del cerebro, las sustancias

químicas disruptoras hormonales representan un especial peligro antes del nacimiento y en las primeras etapas de la vida. Los disruptores endocrinos pueden poner en peligro la supervivencia de especies enteras, quizá a largo plazo incluso la especie humana.

En la agricultura  convencional los disruptores endocrinos incluyen:

Plaguicidas, algunos prohibidos y otros no, como el DDT y sus productos de degradación, el lindano, el metoxicloro (autorizado en España), piretroides sintéticos, herbicidas de triazina, kepona, dieldrín, vinclozolina, dicofol y clordano, entre otros.

Plaguicida endosulfán, de amplio uso en la agricultura española, a pesar de estar prohibido en numerosos países.

HCB (hexaclorobenceno), empleado en síntesis orgánicas, como fungicida para el tratamiento de semillas y como preservador de la madera.

Dentro de sus principios la agricultura ecológica tiene como base la no utilización de sustancias químicas.

3b.- Los alimentos ecológicos son más saludables

Por contener más nutrientes: Poseen una mayor proporción de materia seca por ello contienen más nutrientes: proteínas, vitaminas  y minerales. Los alimentos no ecológicos abonados con nitratos, estos son sustancias muy concentradas y la planta trata de diluirlos absorbiendo más agua, por lo que estos vegetales son más grandes, pero más endebles (duran menos) y también poseen diluidos los nutrientes.

También contienen mayor cantidad de elementos protectores frente a enfermedades como fitímicos y antioxidantes (carotenos, antocianos, etc), se pueden consumir con la cáscara sin pelar y es en la cáscara y en la parte de la fruta que está en contacto con ella donde se acumulan mayor cantidad de vitaminas  minerales y antioxidantes, que se pierden al pelar la fruta para eliminar los pesticidas, lo que hace que tiremos parte del alimento lo que al final lo hace más caro.

Los alimentos ecológicos tienen un efecto positivo en la salud debido a su alto contenido en nutrientes. Estudios demuestran que los productos ecológicos superan a los convencionales en el contenido de proteínas, vitaminas, azúcares y minerales. Por ejemplo, un estudio de la Rutgers University en Reino Unido, comprueba la superioridad de las verduras ecológicas, en el contenido de minerales, el cuál superó entre 10 a 50 veces el contenido por los convencionales. También es importante mencionar que la fertilización nitrogenada química reduce la calidad de los alimentos, especialmente en el contenido de vitamina C. La mayor calidad biológica de los alimentos ecológicos se ha comprobado con distintas pruebas. La más antigua se realizó en Nueva Zelanda (1940) donde se comparó el efecto de la dieta ecológica en los escolares, a los cuales se les suministro estos alimentos durante dos años. Al cabo de este tiempo, se comprobó que su salud dental era mucho mejor, tenían mayor resistencia ante fracturas de huesos, había disminuido significativamente la incidencia de gripe y resfriados, y su convalecencia era menor

En resumen:

La creciente toxemia ambiental física (radiaciones electromagnéticas: telefonía, wifi, etc) y química ( vertidos en la tierra, vertidos en el mar, ríos, aguas subterráneas, atmósfera, pesticidas y herbicidas agrícolas) aditivos y contaminantes en alimentos,  productos químicos abrasivos en productos de higiene, cosmética y perfumería, suavizantes, limpiadores, detergentes, están produciendo un número creciente y alarmante de enfermedades relacionadas directamente con este acúmulo de tóxicos, para los cuales nuestro organismo no estaba diseñado, ni tiene sistemas enzimáticos suficientes para su eliminación.

En España se estima que existen 300.000 personas  que padecen Sensibilidad Química Múltiple (SQM), fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, enfermedades de sensibilización central como consecuencia de la contaminación química y las radiaciones a las que todos estamos expuestos. Pero, además, otras muchas patologías en aumento, como diabetes, autismo, hiperactividad, trastornos reproductivos, alzheimer, Parkinson, esclerosis múltiple o cáncer de mama se cree que son debidas, al menos en parte, a la creciente contaminación física y química que sufrimos todas las personas, especialmente, en las ciudades.

Frente a todo esto tenemos también alternativas en los alimentos ecológicos, así como en productos ecológicos para higiene y limpieza, que están disponibles en diversas cooperativas y tiendas que sirven a domicilio. Nuestra decisión y elección como consumidores es apoyar, o bien un tipo de sistema que produce  intoxicación ambiental y enfermedades,  o bien un sistema que apoya otro modelo de desarrollo,  protector del  planeta, del medio ambiente  y de la salud humana y del resto de seres vivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s