Archivo de la categoría: NoticiasHuertos

Noticias relacionadas con los huertos colectivos de la Sierra y con la Red

HUERTOS COMPARTIDOS: TÚ CULTIVAS, YO TE DEJO LA TIERRA

13 de noviembre: Nos han enviado esta información muy interesante desde Huertos Compartidos  que promueve una red de compartir terrenos para la horticultura ecológica (Dosier informativo)

Huertos Compartidos (Tú cultivas, yo te dejo la tierra), es una iniciativa de la asociación Reforesta (www.reforesta.es), que pone en contacto a quienes quieren cultivar un huerto, y no disponen de terrenos, con aquellas personas que tienen terrenos, pero no tiempo para trabajarlos, fomentando la cesión de los mismos, a cambio de compartir la cosecha. Huertos Compartidos promueve los huertos ecológicos, creando una comunidad de nuevos hortelanos.

Nuestra iniciativa es muy reciente (prácticamente, arrancamos a comienzo de año), pero ya hay unos 470 usuarios registrados (entre Hortelanos y Propietarios). En unos ocho meses, nuestra web ha recibido más de 50.000 visitas.

Creemos que nuestro mensaje es simple y muy positivo:

– Ayudamos a la gente a conectarse y ayudarse mutuamente

– Promovemos huertos ecológicos

– Ponemos en producción (ecológica) solares / fincas improductivas, tanto en ciudades como en pueblos

– Creamos una comunidad en internet para compartir conocimientos y experiencias

 Más información sobre Huertos Compartidos:


Algunas reseñas que han aparecido en los medios:

http://online.wsj.com/article/SB10000872396390444327204577616013405075688.html

http://blogs.elpais.com/el-comidista/2012/05/los-huertos-compartidos-llegan-a-espa%C3%B1a.html

http://www.efeverde.com/contenidos/noticias/hortelanos-buscan-huerto-moda-o-necesidad

http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/urbano/2012/01/18/205845.php

http://www.elalmeria.es/article/agriculturadealmeria/1170048/huertos/compartidos/fomenta/trueque/entre/propietarios/y/hortelanos.html  http://www.rednatura2000.info/index.php?option=com_content&view=article&id=1017:reforesta-lanza-una-red-de-huertos-urbanos-ecologicos&catid=12:agricultura&Itemid=10

http://www.quo.es/ciencia/naturaleza/tierra_a_cambio_de_tomates

http://www.huffingtonpost.es/2012/08/06/huertos-compartidos-trueque-ecologico-entre-propietarios-y-hortalenos_n_1745913.html

 

Algunas herramientas del proyecto son:

– Red social de los Huertos Compartidos y mantenernos en contacto http://huertoscompartidos.ning.com/ (ya participan 270 personas)

– Diario digital Huertos Compartidos http://paper.li/huertoscomparti/1337851455

– Canal en Youtube http://www.youtube.com/user/huertoscompartidos   (hay un vídeo de presentación, y un par de reportajes con televisiones, contando los primeros huertos compartidos en marcha).

 

Recientemente, la Fundación CiberVoluntari@s nos ha concedido el Premio Empodera 2012, en la categoría de “inçiciativa innovadora” http://huertoscomparti2.blogspot.com.es/2012/06/huertos-compartidos-iniciativa-mas.html

 

También participamos en el programa de emprendedores sociales de Socialnest 2012 http://socialnest.org/comunidad-socialnest/emprendedores-2012/

 

Aprovecho para transmitiros mi más sincero reconocimiento por la labor que lleváis a cabo.

Atentamente,

 

Santi Cuerda
Coordinador Huertos Compartidos
Asociación Reforesta
http://www.huertoscompartidos.es

Twitter @huertoscomparti

Tel.: 699 55 34 46

UN HUERTO FAMILIAR EN ROBLEDONDO (2)

22 de julio: En abril los hortelanos Francisco y Mónica nos mandaron información  sobre el proyecto de un huerto familiar en la pequeña aldea de Robledondo (Santa María de la Alameda) . Tuvimos la oportunidad de visitarles hace unos días y ver todo que han logrado en estos cuatro meses de trabao duro. Además de un huerto espléndido que han creado en un terreno abandonado, lo más destacable del proyecto es como la familia ha establecido muy buenas relaciones con los hortelanos del lugar e incluso como han impulsado la colaboración entre los vecinos para recuperar la poza y el viaje de agua que habían caído en desuso. Nuestra enhorabuena a ellos y suerte para el futuro.
En la primera parte, el asunto principal y, más importante, ya no era el terreno, pues conté los pasos del laboreo, eliminación de zarzas y raíces de los árboles, limpieza del terreno de plásticos e implantación del sistema de riego.
Lo más importante era, el agua, por fín, hemos conseguido reparar y, conducir el agua hasta el huerto, no ha sido una tarea fácil, pues reunir a los vecinos de los huertos de los alrededores y concretar el momento de dar el decisivo paso, ha costado, pues como suele pasar, lo que a unos viene bien a otros no. Unos trabajaron el día anterior y, el resto lo hicimos al día siguiente, pero hemos conseguido arreglar la poza y, cambiar la conducción del recorrido. Luego surgieron más problemas y hubo que picar la calle porque la tubería estaba obstruida y rota. Tambien tuvimos que poner el vallado para evitar accidentes y caidas. Y hacer una escalera para que nuesto hijo pudiera bajar sin problemas.  HA SIDO UN TRABAJO ENORME, conseguir plantar este año.
Es verdad, la premisa de que el agua es la vida, ha sido la llegada del ansiado elemento, lo que ha transformado por completo el huerto.
La reparación y, las labores previas a la realización de todo el proceso, ha permitido no solo la satisfacción personal de volver a disfrutar del contacto con el campo, si no que ha permitido y desarrollado el contacto de las personas del pueblo y, de los hortelanos de la zona, con nuestra pequeña familia. Una de las principales ventajas es que al ser un pueblo pequeño, mucha gente nos conocía ya de oídas y, poco a poco, como suele pasar ahora aprovechando el verano, dar un paseo por las proximidades del huerto, saludarnos, felicitarnos y dar su apoyo por lo que estamos consiguiendo. Nos hemos ganado su apoyo y respeto, cuando nos han visto trabajar duro y hemos ayudado a mejorar en algo su pueblo. Nos hemos integrado como uno más sin imponer nuestras ideas, para ellos algo revolucionarias (como acolchar con paja y hacer bancales en vez de surcos). Respetamos lo de todos y nos respetan, al fin y al cabo estamos en su pueblo. Las personas mayores, se las ve y se les nota cierto orgullo de volver a ver lo que en sus tiempos de juventud, era un modo de vida normal, el huerto familiar y sus animales. Da alegría ver esa sonrisa de complicidad, además de consejos y alentarnos en las tareas propias del huerto, consejos, etc..
La proporción del mismo es diferente a lo que teníamos, el año pasado, aproximadamente cuatro veces a lo que habíamos tenido. Tenemos algunas plantas más que las que teníamos, pero en mayor cantidad y, ello da y seguirá dando sus frutos. Gracias al agua, el elemento vital.
Espero que en las fotos veais, el gratificante resultado, que para nosotros es, además hemos puesto una zona de sombra y una mesa, que el año pasado no teníamos, para también poder disfrutar relajadamente del resultado final.
Las compensación del huerto, tenemos que negociarla aún.
Queremos dar las gracias a algunas personas, por su ayuda, Luis, Alfonso, Juan, Ángel y Marta, no hay que decir los momentos concretos, pero sí el apoyo y tiempo que nos han prestado.
 

UN HUERTO URBANO DE MADRID DESTRUIDO POR EL AYUNTAMIENTO

Artículo en El País que nos ha mandado Elisa de Manzanares:

El solar vacío seguirá sin dar frutos

“Es impresionante el miedo que puede causar un huerto”. Un vecino de Montecarmelo observa los bancales planos y sin vida mientras lamenta la operación municipal que terminó ayer con el huerto comunitario que un grupo de vecinos había erigido hacía unos meses en un solar abandonado y de uso donacional propiedad del Ayuntamiento. Como él, otros tantos, una treintena aproximadamente entre adultos y niños, observan desolados su esfuerzo hecho pedazos. Eran las 08.30 cuando varios policías y operarios del Selur (Servicio de Limpieza Urgente de Madrid) llegaron a la calle de Monasterio del Escorial en Montecarmelo con la intención de desmantelar la pequeña tierra de cultivo que un grupo de vecinos había comenzado a plantar en el lugar donde debería estar el ambulatorio del barrio. Lo cultivaron, en parte, para denunciar que el centro de salud nunca llegó y, por otra, para reforzar la idea de comunidad. Los operarios arrasaron la tierra que ya daba sus primero frutos en Montecarmelo y luego hicieron lo mismo con otro pequeño huerto en Fuencarral. El solar antes de que los vecinos lo limpiaran. Las vainas de los guisantes habían salido y los ajos habían empezado a brotar. Todos los domingos, vecinos de todas las edades se juntaba en este espacio común y compartían algo más que una calle. “Nos han quitado el depósito de agua, la compostera y las herramientas… ¡se han llevado hasta el espantapájaros!”, explica otro de los vecinos. Ninguno quiere decir su nombre porque hace una semana se presentaron dos agentes de vestidos de paisano y una funcionaria del Ayuntamiento y preguntaron si eran del 15-M. La sorpresa fue general. “Esto es una iniciativa vecinal”, puntualizaron. Todos ellos creen que quieren reponsabilizar con nombre y apellidos a los usuarios del huerto. La Junta Munipal les explicó que se desmontaba por un uso indebido de suelo que, de acuerdo con la Ley de Arrendamientos Rústicos, podría ocasionar un derecho consolidado “de cosecha”. Es decir, si el Ayuntamiento quisiera construir debería esperar a la recolección. Además, les dijo que para recuperar sus enseres tendrían que afrontar los costes del dispositivo. “Si nos dijeran que mañana comienzan con el ambulatorio nosotros nos iríamos”, asegura uno de los jóvenes. Fuentes municipales declararon que, de momento, “no se piensa hacer nada con el terreno” pero que es “de uso municipal y no habían pedido permiso”. Los vecinos de Montecarmelo y de Fuencarral, buscan ahora respuestas. No quieren rendirse, “sobre todo por los niños”. La primera decisión es poner una gran pancarta informando de lo ocurrido. Luego barajan preguntar por qué se desmanteló el huerto en el Pleno del Ayuntamiento, ir a por las herramientas en grupo, crear monumentos simbólicos para recordar los cultivos y, ¿por qué no? construir espantapájaros con pancartas que recen: “¿Dónde está mi huerto?”

EN MARCHA EL BANCO DE SEMILLAS DE LA RED DE HUERTOS Y CONSUMO DE LA SIERRA

En una reunión del miércoles 9 de mayo se formó un grupo de trabajo para establecer un banco de semillas en la Sierra. Para los hortelanos es difícil acceder a las variedades tradicionales y las grandes multinacionales dominan el mercado de semillas. Hace falta un banco para compartir semillas y plantones entre los huertos de la sierra y para conseguir y recuperar variedades tradicionales de la zona.

El primero objetivo es más asequible. Se podría organizar encuentros de intercambios de semillas o mercadillos con un precio bajo (para cubrir costes) para las semillas o plantones para la gente que está empezando. El objetivo de recuperar variedades es más complejo y hace falta cuidar mucho que no haya mezcla con otras variedades. Para una colaboración con el Instituto Nacional de Investigación Agraria o el Centro Nacional de Recursos Fitogenéticos  hace falta bastante seriedad.

Pasos a seguir:

1. Formulación del proyecto (ver abajo). Mandar recomendaciones a los huertos de seleccionar plantas para semillas.

2. Buscar un lugar para tener un frigorífico. Se habló de la posibilidad de un centro autogestionado como Ítaca en Galapagar o Casa Abierta en San Lorenzo.

3. Conseguir un frigorífico de segunda mano.

4. Buscar colaboraciones con viveros como lo de La Pedriza y estudiar posibles intercambios. También asistir a las reuniones en El Matadero del primer jueves del mes donde se reúne gente involucrada al mundo de las semillas.

5. Organizar un taller en septiembre en uno de los huertos de la Red de Huertos sobre como limpiar, conservar y etiquetar las semillas (29/09/12).

6. Organizar un encuentro de intercambio de semillas en enero 2013.

PROYECTO DE BANCO DE SEMILLAS HORTÍCOLAS DE LA RED DE HUERTOS COMUNITARIOS DE LA SIERRA DE GUADARRAMA

INTRODUCCIÓN
La Red de Huertos y Consumo de la Sierra se constituyó el 18 de febrero del 2012 en un acto organizado por la Coordinadora Salvemos la Sierra en Villalba. El objetivo principal de la Red es apoyar a las iniciativas de huertos (tanto colectivos como particulares) en la Sierra de Guadarrama. En este momento hay huertos comunitarios en los siguientes pueblos: Villalba, Zarzalejo, Galapagar, Collado Mediano, Los Molinos, Guadalix de la Sierra, Boalo. En otros pueblos de la zona también hay proyectos para huertos colectivos o municipales en breve: Manzanares el Real, Torrelodones, Las Rozas. Establecer un banco de semillas en la Sierra sería una forma muy útil y practicar de colaborar entre todos.

OBJETIVOS  Y MEDIOS DE LA RED EN RELACIÓN A LAS SEMILLAS
El objetivo fundamental es poner en disposición de los huertos comunitarios semillas y plantones, fomentando el intercambio y la utilización de variedades tradicionales.
Para ello se han diseñado las siguientes estrategias:

  • Encuentros de intercambios de semillas y plantones. A realizar a finales de invierno y primavera
  • Creación de un banco de semillas
    • Sito en alguna localidad de la Sierra de Guadarrama
    • Almacenará excedentes de los diferentes huertos comunitarios
    • Almacenará las variedades tradicionales que seamos capaces de recuperar o aquellas que consigamos vía CNRF del INIA
    • Poner a disposición de los huertos comunitarios las semillas almacenadas.
    • Medios: frigorífico, desecador, higrómetro, fungibles, material de limpieza de semillas, un local donde mantener el frigorífico
    • Queda por definir el funcionamiento de donaciones aunque lo más factible sería que el receptor se comprometiera a reintegrar las semillas recibidas y si puede aumentar la cantidad y diversidad de las especies. En principio se piensa en un sistema no monetario.
  • Recuperación de las variedades tradicionales hortícolas de la Sierra de Guadarrama.

La Sierra de Guadarrama históricamente ha constituido un espacio eminentemente agrícola hasta hace no mucho tiempo. Prácticamente hasta los años 50 del pasado siglo  pervivían unos usos y costumbres rurales en la mayor parte de la comarca. Con el paso del tiempo  han cambiado las costumbres y la cultura agrícola está en vías de desaparecer.

Esta forma de vida se ve muy influenciada por los fenómenos de especulación del suelo. Las variedades tradicionales  o bien  han desaparecido o se han sustituido por selecciones híbridas, de manera que el horticultor ha perdido su capacidad de cultivar, guardar y sembrar sus propias semillas. Esta situación lleva a los agricultores a una grave dependencia.

Por otro lado, como consumidores, que lo somos todos, hemos perdido referencias del sabor de los alimentos, aunque aún añoramos el aroma y la calidad de algunas variedades tradicionales.

Recuperar pues las variedades tradicionales es fomentar el valor de la biodiversidad, un valor que se fundamenta en el convencimiento de que una reducción de la misma significa una reducción en los recursos y opciones posibles para responder a futuras necesidades, además de su consideración estética, ética o de patrimonio natural.

La diversidad biológica y la cultural están amenazadas por procesos de globalización basados en la uniformidad. Por tanto una estrategia de conservación de la diversidad debe incluir la persistencia de los sistemas agrarios tradicionales, con sus prácticas, técnicas y saberes.

Cabe resaltar la importancia de los sistemas agrarios tradicionales como productores y conservadores de biodiversidad.

Reconozcamos pues que todas las especies son necesarias, la desaparición de alguna de ellas es una pérdida irreparable. Pensemos que desde principios de siglo ha desaparecido el 75% de la diversidad genética de las especies con interés agrícola.

Por ejemplo, en 1859 se conocían mas de 1300 variedades de trigo, en 1954 el listado de variedades registraba 600, en 1984  quedaban 114   mientras que en 1995 solo aparecían 83.

¿Y que ocurre con las plantas agrícolas tradicionales  de la Sierra de Guadarrama? Pues que en su mayoría han desaparecido.

Afortunadamente El Instituto Nacional de Investigación y Tecnología  Agraria y Alimentaria han realizado una serie de prospecciones  y  se han recolectado semillas de numerosas variedades. Estas semillas se mantienen en el banco de germoplasma del I.N.I.A y pueden conservarse allí durante muchos años.

La intención es recuperar  estas variedades tradicionales, especialmente adaptadas al clima de nuestra comarca.

Una vez conseguidas las primeras semillas se procederá a la producción diversificada en diferentes huertos para así evitar hibridaciones. Obviamente se realizaran cursillos de formación al respecto.

Las semillas producidas se incorporarán al banco y se compartirán con otras redes de intercambio, como por ejemplo la red de “Matadero” de Madrid.
Como última estrategia se pretende coordinar la producción de plantones de manera que diferentes huertos se “especialicen” y así realizar intercambios más productivos.

Para la difusión y coordinación de estas estrategias utilizaremos un blog específico y difusión más convencional cuando sea necesario.