Archivo mensual: mayo 2012

UN HUERTO URBANO DE MADRID DESTRUIDO POR EL AYUNTAMIENTO

Artículo en El País que nos ha mandado Elisa de Manzanares:

El solar vacío seguirá sin dar frutos

“Es impresionante el miedo que puede causar un huerto”. Un vecino de Montecarmelo observa los bancales planos y sin vida mientras lamenta la operación municipal que terminó ayer con el huerto comunitario que un grupo de vecinos había erigido hacía unos meses en un solar abandonado y de uso donacional propiedad del Ayuntamiento. Como él, otros tantos, una treintena aproximadamente entre adultos y niños, observan desolados su esfuerzo hecho pedazos. Eran las 08.30 cuando varios policías y operarios del Selur (Servicio de Limpieza Urgente de Madrid) llegaron a la calle de Monasterio del Escorial en Montecarmelo con la intención de desmantelar la pequeña tierra de cultivo que un grupo de vecinos había comenzado a plantar en el lugar donde debería estar el ambulatorio del barrio. Lo cultivaron, en parte, para denunciar que el centro de salud nunca llegó y, por otra, para reforzar la idea de comunidad. Los operarios arrasaron la tierra que ya daba sus primero frutos en Montecarmelo y luego hicieron lo mismo con otro pequeño huerto en Fuencarral. El solar antes de que los vecinos lo limpiaran. Las vainas de los guisantes habían salido y los ajos habían empezado a brotar. Todos los domingos, vecinos de todas las edades se juntaba en este espacio común y compartían algo más que una calle. “Nos han quitado el depósito de agua, la compostera y las herramientas… ¡se han llevado hasta el espantapájaros!”, explica otro de los vecinos. Ninguno quiere decir su nombre porque hace una semana se presentaron dos agentes de vestidos de paisano y una funcionaria del Ayuntamiento y preguntaron si eran del 15-M. La sorpresa fue general. “Esto es una iniciativa vecinal”, puntualizaron. Todos ellos creen que quieren reponsabilizar con nombre y apellidos a los usuarios del huerto. La Junta Munipal les explicó que se desmontaba por un uso indebido de suelo que, de acuerdo con la Ley de Arrendamientos Rústicos, podría ocasionar un derecho consolidado “de cosecha”. Es decir, si el Ayuntamiento quisiera construir debería esperar a la recolección. Además, les dijo que para recuperar sus enseres tendrían que afrontar los costes del dispositivo. “Si nos dijeran que mañana comienzan con el ambulatorio nosotros nos iríamos”, asegura uno de los jóvenes. Fuentes municipales declararon que, de momento, “no se piensa hacer nada con el terreno” pero que es “de uso municipal y no habían pedido permiso”. Los vecinos de Montecarmelo y de Fuencarral, buscan ahora respuestas. No quieren rendirse, “sobre todo por los niños”. La primera decisión es poner una gran pancarta informando de lo ocurrido. Luego barajan preguntar por qué se desmanteló el huerto en el Pleno del Ayuntamiento, ir a por las herramientas en grupo, crear monumentos simbólicos para recordar los cultivos y, ¿por qué no? construir espantapájaros con pancartas que recen: “¿Dónde está mi huerto?”

Anuncios

EN MARCHA EL BANCO DE SEMILLAS DE LA RED DE HUERTOS Y CONSUMO DE LA SIERRA

En una reunión del miércoles 9 de mayo se formó un grupo de trabajo para establecer un banco de semillas en la Sierra. Para los hortelanos es difícil acceder a las variedades tradicionales y las grandes multinacionales dominan el mercado de semillas. Hace falta un banco para compartir semillas y plantones entre los huertos de la sierra y para conseguir y recuperar variedades tradicionales de la zona.

El primero objetivo es más asequible. Se podría organizar encuentros de intercambios de semillas o mercadillos con un precio bajo (para cubrir costes) para las semillas o plantones para la gente que está empezando. El objetivo de recuperar variedades es más complejo y hace falta cuidar mucho que no haya mezcla con otras variedades. Para una colaboración con el Instituto Nacional de Investigación Agraria o el Centro Nacional de Recursos Fitogenéticos  hace falta bastante seriedad.

Pasos a seguir:

1. Formulación del proyecto (ver abajo). Mandar recomendaciones a los huertos de seleccionar plantas para semillas.

2. Buscar un lugar para tener un frigorífico. Se habló de la posibilidad de un centro autogestionado como Ítaca en Galapagar o Casa Abierta en San Lorenzo.

3. Conseguir un frigorífico de segunda mano.

4. Buscar colaboraciones con viveros como lo de La Pedriza y estudiar posibles intercambios. También asistir a las reuniones en El Matadero del primer jueves del mes donde se reúne gente involucrada al mundo de las semillas.

5. Organizar un taller en septiembre en uno de los huertos de la Red de Huertos sobre como limpiar, conservar y etiquetar las semillas (29/09/12).

6. Organizar un encuentro de intercambio de semillas en enero 2013.

PROYECTO DE BANCO DE SEMILLAS HORTÍCOLAS DE LA RED DE HUERTOS COMUNITARIOS DE LA SIERRA DE GUADARRAMA

INTRODUCCIÓN
La Red de Huertos y Consumo de la Sierra se constituyó el 18 de febrero del 2012 en un acto organizado por la Coordinadora Salvemos la Sierra en Villalba. El objetivo principal de la Red es apoyar a las iniciativas de huertos (tanto colectivos como particulares) en la Sierra de Guadarrama. En este momento hay huertos comunitarios en los siguientes pueblos: Villalba, Zarzalejo, Galapagar, Collado Mediano, Los Molinos, Guadalix de la Sierra, Boalo. En otros pueblos de la zona también hay proyectos para huertos colectivos o municipales en breve: Manzanares el Real, Torrelodones, Las Rozas. Establecer un banco de semillas en la Sierra sería una forma muy útil y practicar de colaborar entre todos.

OBJETIVOS  Y MEDIOS DE LA RED EN RELACIÓN A LAS SEMILLAS
El objetivo fundamental es poner en disposición de los huertos comunitarios semillas y plantones, fomentando el intercambio y la utilización de variedades tradicionales.
Para ello se han diseñado las siguientes estrategias:

  • Encuentros de intercambios de semillas y plantones. A realizar a finales de invierno y primavera
  • Creación de un banco de semillas
    • Sito en alguna localidad de la Sierra de Guadarrama
    • Almacenará excedentes de los diferentes huertos comunitarios
    • Almacenará las variedades tradicionales que seamos capaces de recuperar o aquellas que consigamos vía CNRF del INIA
    • Poner a disposición de los huertos comunitarios las semillas almacenadas.
    • Medios: frigorífico, desecador, higrómetro, fungibles, material de limpieza de semillas, un local donde mantener el frigorífico
    • Queda por definir el funcionamiento de donaciones aunque lo más factible sería que el receptor se comprometiera a reintegrar las semillas recibidas y si puede aumentar la cantidad y diversidad de las especies. En principio se piensa en un sistema no monetario.
  • Recuperación de las variedades tradicionales hortícolas de la Sierra de Guadarrama.

La Sierra de Guadarrama históricamente ha constituido un espacio eminentemente agrícola hasta hace no mucho tiempo. Prácticamente hasta los años 50 del pasado siglo  pervivían unos usos y costumbres rurales en la mayor parte de la comarca. Con el paso del tiempo  han cambiado las costumbres y la cultura agrícola está en vías de desaparecer.

Esta forma de vida se ve muy influenciada por los fenómenos de especulación del suelo. Las variedades tradicionales  o bien  han desaparecido o se han sustituido por selecciones híbridas, de manera que el horticultor ha perdido su capacidad de cultivar, guardar y sembrar sus propias semillas. Esta situación lleva a los agricultores a una grave dependencia.

Por otro lado, como consumidores, que lo somos todos, hemos perdido referencias del sabor de los alimentos, aunque aún añoramos el aroma y la calidad de algunas variedades tradicionales.

Recuperar pues las variedades tradicionales es fomentar el valor de la biodiversidad, un valor que se fundamenta en el convencimiento de que una reducción de la misma significa una reducción en los recursos y opciones posibles para responder a futuras necesidades, además de su consideración estética, ética o de patrimonio natural.

La diversidad biológica y la cultural están amenazadas por procesos de globalización basados en la uniformidad. Por tanto una estrategia de conservación de la diversidad debe incluir la persistencia de los sistemas agrarios tradicionales, con sus prácticas, técnicas y saberes.

Cabe resaltar la importancia de los sistemas agrarios tradicionales como productores y conservadores de biodiversidad.

Reconozcamos pues que todas las especies son necesarias, la desaparición de alguna de ellas es una pérdida irreparable. Pensemos que desde principios de siglo ha desaparecido el 75% de la diversidad genética de las especies con interés agrícola.

Por ejemplo, en 1859 se conocían mas de 1300 variedades de trigo, en 1954 el listado de variedades registraba 600, en 1984  quedaban 114   mientras que en 1995 solo aparecían 83.

¿Y que ocurre con las plantas agrícolas tradicionales  de la Sierra de Guadarrama? Pues que en su mayoría han desaparecido.

Afortunadamente El Instituto Nacional de Investigación y Tecnología  Agraria y Alimentaria han realizado una serie de prospecciones  y  se han recolectado semillas de numerosas variedades. Estas semillas se mantienen en el banco de germoplasma del I.N.I.A y pueden conservarse allí durante muchos años.

La intención es recuperar  estas variedades tradicionales, especialmente adaptadas al clima de nuestra comarca.

Una vez conseguidas las primeras semillas se procederá a la producción diversificada en diferentes huertos para así evitar hibridaciones. Obviamente se realizaran cursillos de formación al respecto.

Las semillas producidas se incorporarán al banco y se compartirán con otras redes de intercambio, como por ejemplo la red de “Matadero” de Madrid.
Como última estrategia se pretende coordinar la producción de plantones de manera que diferentes huertos se “especialicen” y así realizar intercambios más productivos.

Para la difusión y coordinación de estas estrategias utilizaremos un blog específico y difusión más convencional cuando sea necesario.

EL HUERTO SOCIAL Y ECOLÓGICO DE LOS MOLINOS: ORDENANZAS MUNICIPALES

15 de mayo: Nos envia información el Ayuntamiento de Los Molinos sobre unas ordenanzas municipales que van a regir el proyecto de huertos municipales:

Desde el Ayuntamiento queremos fomentar que los vecinos y vecinas que lo deseen puedan trabajar la tierra. Los huertos, incluso los más modestos, son una forma de autoabastecernos de algunos alimentos sanos. A la vez su cultivo en espacios colectivos permite fomentar la convivencia social e intergeneracional, mientras recuperamos aspectos de la vida y la cultura tradicional de nuestro pueblo. Quien cultiva un huerto realiza, además, una actividad saludable y al aire libre, que requiere un ejercicio moderado, e incrementa el conocimiento y el respeto por lo natural y por la nutrición sana. Para la puesta en marcha de esta iniciativa, el Ayuntamiento convocó a los vecinos y vecinas a formar un grupo de trabajo abierto. Este grupo en cinco reuniones y dos visitas colectivas a la zona de la Huerta del General, elaboró una propuesta de organización para esta primera experiencia. De estas ideas salió la Ordenanza que fue aprobada por el Pleno del Ayuntamiento el 19 de abril de 2012.

El conocimiento de esta Ordenanza es necesario para quienes quieran solicitar el usufructo de una parcela en el Huerto Municipal. Éste es un folleto que intenta resumir los aspectos principales de la citada Ordenanza.

1 ¿QUÉ TAMAÑOS DE PARCELAS PODRÁN SOLICITAR LOS VECINOS Y VECINAS EMPADRONADOS?

Se han establecido parcelas de 30, 50 y 100 m2. Cada solicitante podrá realizar una solicitud para un solo tipo de estas parcelas, y deberá entregarla en el Registro del Ayuntamiento, hasta el martes 22 de mayo de 2012. También pueden solicitar parcelas aquellas asociaciones inscritas en el Registro Municipal y aquellas personas que deseen trabajar colectivamente en las parcelas comunitarias. Las parcelas se adjudicarán, por sorteo, que se realizará el 26 de mayo a las 12.00 hs., en el Salón de Plenos del Ayuntamiento.

2. ¿CUÁNTO TIEMPO PODRÁ DURAR LA CONCESIÓN DE ESTAS PARCELAS?

Las parcelas serán concedidas por 4 años (que es el período básico que permite la rotación de cultivos en un huerto ecológico). Este año, 2012, no contará a estos efectos, por lo que las concesiones estarán vigentes hasta el 31 de diciembre de 2016. Estos primeros cuatro años podrán ser renovados por otros cuatro en las condiciones que marca la Ordenanza. Después de estos períodos se volverán a sortear las parcelas, con el objetivo de dar acceso a nuevas personas y no consolidar su adjudicación.

En caso de uso inadecuado de la parcela, abandono o incumplimientos de la Ordenanza se podrá perder la concesión de la misma. Las parcelas no se podrán ceder, heredar o traspasar.

3- ¿QUÉ TIPOS DE PLANTAS SE PODRÁN CULTIVAR EN LAS PARCELAS?

Fundamentalmente plantas comestibles de tradición hortícola y de flor, aromáticas y medicinales, única y exclusivamente para el autoabastecimiento.

4. ¿QUÉ TIPO DE AGRICULTURA SE PODRÁ PRACTICAR EN LAS PARCELAS?

Por razones de salubridad de los alimentos, evitar la contaminación y no afectar a la salud de los huertanos, sólo se admite el cultivo siguiendo las normas de la agricultura ecológica contenidas en la Ordenanza. En este sentido se establece de manera detallada el tipo de fertilizantes, tratamientos fitosanitarios, tratamiento de las hierbas adventicias y semillas que se podrán usar y cuáles no. Por ejemplo: no se permiten los abonos orgánicos de síntesis, ni mantillos elaborados con productos contaminados con pesticidas y herbicidas, los abonos minerales (nitrogenados, fosfatados, potásicos, magnésicos, etc.) obtenidos por procedimientos químicos, los insecticidas, fungicidas, acaricidas, etc., de síntesis química, etc.

5 ¿QUÉ IMPLICA LA CONCESIÓN DE LA PARCELA?

Atender debidamente la parcela y cultivarla de manera ecológica y personal. Participar, con los demás huertanos y con el Ayuntamiento, en la toma de decisiones sobre trabajos colectivos, gastos, servicios comunes, sistemas de riego, disposición y compostaje de los residuos, etc. Respetar al resto de los hortelanos, a los vecinos de la Huerta del General, no realizando acciones que les perjudiquen. Pagar una tasa de 1€ por metro cuadrado y año (excepto este primer año, que será proporcional al tiempo de la concesión), en las fechas establecidas en la Ordenanza. El compromiso del Ayuntamiento es destinar el monto de esta tasa a mejoras en el Huerto y sus espacios o dotaciones comunes.

6. ¿QUÉ SE PODRÁ INSTALAR DENTRO DE LA PARCELA?

Las parcelas son para uso exclusivo como huerto. En las mismas no se pueden realizar ningún tipo de obra, ni instalar casetas, ni ninguna otra infraestructura de más de 1,10 m de altura, ni tampoco elementos que no tengan relación con el cultivo del huerto. Cualquier instalación se tendrá que hacer sin que cause problemas o quite la luz a las parcelas vecinas.

7. ¿DÓNDE ESTÁ EL HUERTO SOCIAL?

Esta primera fase del Huerto Municipal se llevará adelante en la parte superior de la parcela municipal conocida como La Huerta del General, que forma parte del legado que D. Julio Escobar dejó a nuestro pueblo. Se trata de una parcela de uso hortícola, con algunos árboles frutales, situada junto a la parte norte del casco antiguo. Si hay demanda por parte de los vecinos, en años sucesivos de podrían habilitar nuevas parcelas para este uso.

8. ¿CÓMO REGAREMOS EL HUERTO?

La Huerta del General tiene, por sus lados Oeste y Este, sendas derivaciones de la “Cacera Villa”. Estas caceras (acequias), con centenares de años de antigüedad, permitían traer agua desde los arroyos cercanos para mover los molinos harineros que dieron nombre a nuestro pueblo y también para regar los huertos, además de otra funciones como dar de beber a los animales, regar los prados, etc. Mientras definimos otros posibles sistemas de riego y las actuaciones que conllevan, las parcelas del huerto se tendrán que regar desde esas caceras, por gravedad. Esto implica que, en este primer año, no está garantizada el agua durante todo el verano. Los huertanos y huertanas tendremos, entre otras obligaciones, que mantener limpia esa cacera que viene desde el Arroyo de la Venta, por lo que, al menos una vez al año iremos a “sacar la cacera”, como se hacía tradicionalmente. Este año convocaremos para esta labor a mediados de junio y procuraremos que se convierta también en una jornada de fiesta y convivencia. En base a las primeras experiencias de cultivo del Huerto Social, tendremos que dotarnos de un sistema de organización para regar las parcelas.

Nuevas incorporaciones desde Collado Mediano y Guadalix

Hemos incorporado información de algunos grupos. Pinchando sobre ellos podéis ver su descripción completa.

¡Bienvenidos a la Red!

Grupo de consumo «La Huerta» (Collado Mediano)

Huerto colectivo del Centro Sociocultural FOCO (Guadalix de la Sierra)

Huerto comunitario de Collado Mediano

UNA PROPUESTA PARA UN BANCO DE SEMILLAS EN LA SIERRA

02 de mayo: En la primera reunión de la Red de Huertos y Consumo de la Sierra en febrero se habló de un proyecto de un banco semillas en nuestra comarca. El miércoles 9 a las 19.00 en las huertas de la Fabrika en Villalba tendremos una reunión para lanzar la iniciativa (en la calle paralela a la A6 (este), cerca de la primera rotonda de la carretera a Moralzarzal, después de pasar la puente desde el centro urbano). Abajo ponemos unas sugerencias del jardinero profesional, Patxi Súarez sobre como podemos montar un banco de semillas:

Ideas para ir trabajando: La idea básica es contar con un banco de semillas hortícolas a disposición de las diferentes iniciativas de huertos comunitarios de la sierra.

Funcionamiento:  El banco de semillas es básicamente un lugar físico donde se centraliza la conservación y distribución de las semillas aportadas por los hortelanos interesados y también las que se produzcan ex profeso.

Metodología: Los diferentes hortelanos donan las semillas, ya limpias, si no saben procesarlas se remitirán a un manual que diseñaremos

  1. las semillas se conservan a 4º C (pueden durar así muchos años)
  2. las semillas se reparten a los diferentes hortelanos según se decida cuando funcione el grupo de trabajo
  3. se pueden realizar también intercambios de semillas con otras iniciativas similares a la nuestra.

Trabajos a realizar y medios:

    • constituir un grupo de trabajo
    • elaborar un pequeño manual sobre las semillas hortícolas
    • definir la difusión
    • definir como se repartirían las semillas
    • hace falta un lugar físico , con un frigorífico

Además podemos recuperar variedades tradicionales que nos pueden donar o solicitar al CNRF del Ministerio de agricultura. Para ello se va a necesitar que algunos hortelanos cultiven algunas especies para obtener un stock de semillas.

Gastos: 1. frigorífico + su consumo energético 2. gel de sílice, sales de tetrazolio, etiquetas, bolsitasw, placas petri, agua destilada, recipientes de plástico, alcohol,  en fin fungibles de laboratorio 3. horno o microondas 4. cámara de germinación ( no os asustéis yo tengo una) 5. gastos de correo , para mandar semillas, aunque se pueden hacer reuniones de intercambio. 6. fungibles de papelería